COMO SABER SI EL MARISCO QUE COMPRAMOS ES FRESCO

marisco freso

En Recetas de Comida Mexicana Facil y Rapida nos esforzamos no solamente por compartir contigo nuestras mas deliciosas recetas, sino que también buscamos que estés informado sobre algunos temas importantes, y uno de ellos para nosotros, es como saber si el marisco que compramos es fresco.

Este es un tema sencillo pero muy importante de considerar. A veces nosotros creemos que estaremos obteniendo marisco fresco porque lo vamos a comprar directamente en una tienda en donde lo venden sobre hielo y se mira superficialmente “bonito”, lamentablemente, eso no quiere decir que sea realmente fresco. La única manera de que esté realmente freso en esos lugares es que venga practicamente del mar o rio a ese negocio y haya sido transportado debidamente refrigerado.

Después de la muerte del animal, los músculos del pescado pasan por una fase de actividad metabólica en la que se genera ácido láctico. Además de este compuesto, pescados y mariscos concentran pequeñas cantidades de dimetilamina, metilamina y amoniaco. Todas estas sustancias contienen nitrógeno en su composición y la concentración de bases nitrogenadas se incrementa después de la muerte del animal, según el tiempo y las condiciones de temperatura y es indicativo del grado de frescura del pescado. También debemos considerar que algunos mariscos se descomponen más o menos rápido por la acción de sus propias enzimas, de las bacterias y de algunas reacciones químicas de sus propios componentes.

Por todo esto, el pescado es uno de los alimentos frescos mas perecederos, ya que comienza a descomponerse inmediatamente después de su captura. Afortunadamente la industria ha desarrollado excelentes tecnicas de refrigeración, congelación, deshidratación, salazón y ahumado entre otras formas para conservarlo dependiendo del tipo de pez y del tiempo en que debe ser preservado antes de entrar a la cadena alimenticia.

Algo que nos ayudará a determinar la frescura del pescado es observar el aspecto general y de algunas partes del cuerpo del animal. Aqui deberemos aplicar el sentido común sin olvidarnos de que, no por buscar uno y otro signo de frescura y no encontrarlo, querrá decir que no lo es o que ya por eso se encuentre en mal estado.

Los crustáceos que se venden vivos suelen ser especies con capacidad para andar fuera del agua, como el cangrejo o la langosta. Son frescos si cuando se sumergen en agua salada se reaniman o si se mueven instintivamente cuando se agarran. Además, deben desprender un olor agradable y estar intactos.

En general, debemos tener mucho cuidado al elegir los sitios en donde compramos nuestros mariscos y sobre todo, aplicar el sentido común…Nos vemos en el proximo artículo.